Page loading

loading icon

SANNA te cuenta

En invierno, protejamos la salud de los más grandes

Hablan los expertos - Miércoles 25 de Julio del 2018

Durante el invierno, debemos tener especial cuidado con la salud de los adultos mayores, ya que por su edad, pueden tener las defensas bajas y ser más propensos a contraer enfermedades. En esta estación, las infecciones respiratorias como resfríos, faringitis, bronquitis o neumonía son mucho más frecuentes.

En esta entrevista, el Dr. Carlos Sandoval, geriatra de SANNA \ Clínica El Golf, nos brinda recomendaciones para evitar complicaciones en épocas frías.

¿Qué cuidados especiales debemos tomar?

Organizaciones como la OMS, el MINSA y EsSalud recomiendan aplicar la vacuna contra la influenza a los adultos mayores una vez al año, antes del inicio del invierno. Al momento de aplicarla, el paciente no debe tener gripe o fiebre.

También es muy importante usar ropa adecuada, que sea abrigadora pero sin llegar a sofocar. Los mejores materiales son la lana, franela o algodón. Si deseas usar ropa polar, colócala sobre otra prenda de algodón o lana, porque al ser sintética puede hacer transpirar la piel.

En casa, se debe evitar el frío sin eliminar la ventilación. Muchas veces cerramos las ventanas completamente para evitar el aire frío, pero esto crea ambientes con poca circulación de aire.

Si la zona es muy húmeda, se recomienda el uso de deshumedecedores, especialmente si el paciente sufre de alguna enfermedad crónica o se encuentra débil.

¿Qué enfermedades crónicas se agravan con el frío?

El frío puede agravar enfermedades crónicas preexistentes del sistema respiratorio como:

  • Asma bronquial
  • Fibrosis pulmonar
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que incluye el enfisema y la bronquitis crónica

A este grupo de pacientes, se les recomienda aplicar, además de la vacuna contra la influenza, la vacuna contra el neumococo para evitar la neumonía.

También debemos cuidar a los adultos mayores que tienen enfermedades como el Parkinson avanzado o el Alzheimer avanzado que producen dificultades para pasar los alimentos. Los pacientes con estas enfermedades pueden tener atoros o atragantamientos que causen que pequeños pedazos de la comida ingresen al sistema respiratorio y produzcan la neumonía aspirativa.

¿Cuándo acudir al médico?

Debemos prestar mucha atención a estos signos de alerta:

  • Decaimiento (mayor del usual) expresado en tendencia al sueño y no tener ganas de hacer nada, falta de apetito. También puede presentarse mal carácter o dolor inexplicado.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria, requiere llamar al médico o acudir a emergencia. La frecuencia ideal es entre 14 y 20 respiraciones por minuto.
  • Fiebre, aunque en algunos de los casos no se presenta o se presenta luego de que el adulto mayor ya se encuentra mal.
  • Caídas, muchos adultos mayores, incluso los que caminan bien, pueden manifestar una enfermedad infecciosa con caídas repentinas, incluso antes de la fiebre o síntomas respiratorios.

 

La salud de los adultos mayores es delicada, por eso se recomienda, con mayor énfasis, evitar la automedicación. El cuidado de su salud debe estar a cargo de un médico especializado en el tratamiento de adultos mayores como un geriatra.

Si detectas alguna señal de alerta saca una cita en a través del nuestra app, nuestros especialistas están listos para ayudarte.

 

¿Y sabes por qué?
Porque tú, mereces una vida SANNA.

Boletín SANNA

Información para cuidar tu salud.

¡Suscríbete hoy!