Page loading

loading icon

SANNA te cuenta

Nutrición durante la lactancia

Tips de salud - Lunes 4 de Junio del 2018

La leche materna es el mejor alimento para tu hijo, por eso es muy importante que mantengas una buena nutrición durante la lactancia. Los alimentos naturales te brindan la mayoría de nutrientes que necesitas, en cambio la “comida chatarra” solo incrementa las grasas malas en tu organismo.

Para mantener un buen nivel nutricional, incluye estos alimentos en tus comidas:

  • Lácteos. Favorecen tus depósitos de calcio que ayudan en el proceso de formación de los huesos de tu bebé. Elige lácteos bajos en grasa como yogur descremado, queso bajo en grasa o leche light.
  • Carnes. Es recomendable que comas carnes rojas 1 o 2 veces por semana porque son una buena fuente de hierro, esto incrementara tus depósitos y asegurará que este nutriente esté presente en la leche materna.
  • Grasas buenas. Consume grasas vegetales presentes en frutas secas, aceite de oliva o palta. Evita toda clase de embutidos, contienen mucha grasa mala.
  • Pescados. Es recomendable que consumas pescados mínimo 2 veces por semana, porque te dan los omega 3 que favorecen el desarrollo cerebral y de la visión del bebé.
  • Huevos. Ingiere 3 o 4 unidades a la semana porque es un alimento con alto contenido de proteínas, sobre todo en las claras.
  • Cereales y legumbres. Tu dieta los debe tener varias veces a la semana. Son alimentos que contienen mucha proteína vegetal, importante para nuestros músculos. Además son bajos en grasa.
  • Frutas y verduras. No deben faltar en tu dieta durante la lactancia. Se sugiere al menos 5 porciones al día, incluyendo una ensalada y un cítrico. Come la fruta entera y con cáscara para no desperdiciar la fibra y todos los nutrientes que contiene.

Por otro lado los alimentos que debes evitar porque alteran la leche y el crecimiento o comportamiento natural de tu hijo son:

  • Alcohol, ya que puede afectar el crecimiento sano del cerebro del bebé.
  • Café, porque puedes hacer que tu hijo sufra de cierto grado de insomnio o nerviosismo.
  • Alimentos picantes, porque producen cólicos en el bebé.
  • Cebolla o ajo, porque pueden cambiar el sabor de la leche y hacer que tu hijo la rechace.

Además de procurar tener una dieta balanceada en los nutrientes básicos, mientras das de lactar debes tomar líquidos para mantenerte hidratada durante la producción de leche. Esto contribuirá con tu salud y la de tu bebé.

Sigue estos consejos para mantener tu salud en esta etapa tan importante para ti y para el desarrollo de tu hijo. Si tienes alguna duda, saca una cita con uno de nuestros especialistas en nutrición.

¿Y sabes por qué?
Porque tú, mereces una vida SANNA.

Boletín SANNA

Información para cuidar tu salud.

¡Suscríbete hoy!