Page loading

loading icon

SANNA te cuenta

La dieta y el sueño

Tips de salud - Miércoles 5 de Agosto del 2015

Desde hace algunos años, se ha comprobado que la alimentación y el descanso son dos prácticas interdependientes, que se relacionan de forma directa. Por eso, cuando una persona descuida una de estas dos rutinas, la otra también se altera, muchas veces sin que entienda del todo las razones.

Se sabe, por ejemplo, que resulta dañino ingerir alimentos muy condimentados o salados dos o tres horas antes de acostarnos. Pese a ello, debido al acelerado ritmo de vida, solemos desayunar muy poco (o casi nada), almorzar algo ligero y consumir la mayor parte de las calorías por la tarde, cuando empezamos a sentir mucha hambre. Dicho hábito hace que durmamos mal y experimentemos un incómodo cansancio al día siguiente.

Otra mala práctica es la de acostarse inmediatamente después de cenar, pues la postura horizontal del cuerpo facilita la subida del contenido ácido del estómago al esófago, lo cual genera reflujo, ardor, náuseas y una pésima digestión capaz de interrumpir el sueño.

Pero también se da la influencia inversa, es decir, el sueño puede repercutir en nuestras decisiones alimentarias. Por ejemplo, un estudio desarrollado por la Universidad de Harvard, en 2012, encontró que dormir adecuadamente (entre 8 y 10 horas) influye en una dieta saludable, específicamente en una mejor elección de alimentos y rutinas balanceadas. “La alteración del sueño está vinculada con el aumento de peso, la diabetes y la mortalidad prematura”, señalaron los expertos estadounidenses.

¿Qué hacer al respecto?

Lo más recomendable es buscar alimentos que contengan melatonina y serotonina, dos sustancias que juegan un papel importante en la regulación del sueño y que podemos encontrar en pescados, huevos, legumbres, frutos secos, verduras verdes y frutas como el plátano y la piña.

Vale subrayar que dormir las horas necesarias no es una pérdida de tiempo. El descanso ayuda a nuestro metabolismo y a recuperar las energías necesarias para no tener que recurrir a preparaciones que rompan el equilibrio de nuestra vida.

Boletín SANNA

Información para cuidar tu salud.

¡Suscríbete hoy!