Page loading

loading icon

SANNA te cuenta

Entrevista sobre neumología

Hablan los expertos - Jueves 6 de Agosto del 2015

“Los niños son más susceptibles a las enfermedades virales leves porque su sistema defensivo no es tan maduro”

Entrevista con el doctor Renato Casanova, neumólogo de SANNA \ Centro Clínico La Molina

¿Cuáles son las principales enfermedades respiratorias de esta temporada?

A raíz de los cambios de clima, aparecen enfermedades virales como el resfriado, generalmente de corta duración, y la gripe, que genera molestias intensas como la fiebre. Pero también se producen enfermedades respiratorias bacterianas, como la faringitis y la amigdalitis.

¿Cuál es la relación de estas bacterias con el cambio de clima?

Cuando se pasa al clima frío, las personas son más proclives a sufrir inflamaciones de las vías respiratorias (garganta y fosas nasales). Esta situación es aprovechada por los virus respiratorios para atacar y generar enfermedades. Estos virus se encuentran en lugares poco ventilados o en superficies en donde un enfermo ha liberado sus secreciones infectadas.

¿Qué grupos son los más afectados?

Los niños son más susceptibles a las enfermedades virales leves porque no tienen un sistema de defensa tan maduro como el de un adulto. Los grupos que pueden llegar a complicarse son los enfermos crónicos, los pacientes con desnutrición, cáncer, problemas pulmonares (fumadores incluidos) y los adultos mayores.

¿Qué pasa con los asmáticos?

En esta temporada, las personas con asma, en especial los niños, tienden a sufrir descompensaciones o empeoramiento de su asma bronquial con mayor frecuencia, debido al frío, la humedad y la proliferación de hongos y ácaros.

¿Cuál es la diferencia entre el resfriado y la gripe?

Los virus que causan ambas enfermedades son, básicamente, los mismos. El resfrío es una infección leve: estornudos, congestión, un poco de malestar, calentura, y se cura en un lapso de tres días. La gripe es más intensa, se caracteriza por la fiebre, la postración, los dolores musculares y de cabeza que demoran más días en remitir o pueden complicarse con una infección bacteriana. Sin embargo, puede prevenirse con la aplicación de la vacuna contra el virus de la Influenza.

¿Cada cuánto tiempo se debe recibir esta vacuna?

La vacuna es anual, debido a que el virus de la influenza muta todos los años.

¿Hay otros métodos preventivos?

Los más efectivos son evitar exponerse al frío; no concurrir a lugares llenos de gente y con poca ventilación; alimentarse de forma balanceada para mantener buenas defensas; lavarse las manos o usar alcohol gel, pues la gripe también se trasmite al tocar objetos infectados; y cubrirse la boca al toser o estornudar.

¿Cómo tratar en casa estas infecciones respiratorias?

Se recomienda reposo, hidratación mediante la toma de infusiones tibias (que favorecen la expectoración de secreciones), ventilar el ambiente donde esté el paciente, abrigarlo sin exageración para evitar elevaciones peligrosas de la temperatura corporal y vigilar su evolución.

¿En qué momento acudir al médico?

Cuando el paciente desarrolla alguno de estos síntomas: respiración agitada, tos exigente con expectoración densa, fiebre intensa, signos de desconexión con el medio que le rodea (trastorno de consciencia). Cuando eso pasa, es probable que el estado de su infección sea grave. En ese caso, debe acudir al médico de inmediato y no automedicarse.

Boletín SANNA

Información para cuidar tu salud.

¡Suscríbete hoy!