Page loading

loading icon

SANNA te cuenta

Ataque cardíaco: ¿Tienes un corazón saludable?

Hablan los expertos - Martes 16 de Mayo del 2017

La entrevista con el Dr. Renzo Barbini, Cardiólogo de SANNA \ Clínica El Golf, te brinda información preventiva sobre las enfermedades cardiovasculares, especialmente el ataque cardíaco.

¿Qué es un ataque cardíaco?

Un ataque cardíaco, también llamado infarto al miocardio, se produce cuando el músculo cardiaco se daña debido a la falta de oxígeno. En una situación normal, la sangre lleva oxígeno a través de las arterias coronarias hacia el músculo cardíaco. Cuando esta se obstruye, se bloquea el flujo de sangre, no hay oxigenación y se produce un ataque cardíaco.

¿Quiénes son parte de la población de riesgo a tener enfermedades cardiovasculares?

Las personas que viven en ciudades, en comparación de la población residente en la zona rural, tienen una mayor susceptibilidad a padecer de un ataque cardíaco. Esto se debe a los distintos factores de riesgo a los que se encuentran expuestos. De igual manera, el riesgo aumenta para los hombres mayores de 45 años y para las mujeres a partir de los 55 años.

¿Qué hábitos en la vida de un paciente los vuelve propensos a una ataque cardíaco?

Es primordial tener en cuenta la predisposición genética del paciente; además, los hábitos más importantes son la falta de control de los siguientes factores de riesgo:

  • Fumar
  • Diabetes
  • Nivel alto de colesterol
  • Presión arterial alta.
  • Falta de ejercicio
  • Estrés
  • Obesidad

¿Cuáles son los síntomas de alerta ante un posible paro cardíaco?

El síntoma más característico es la molestia en el pecho la cual se siente como opresión o ardor ubicado atrás del esternón. Además, se presentan otros síntomas como dolor en cuello, hombros y brazos; fatiga, ansiedad o palpitaciones cardíacas.

¿Qué hábitos debo adquirir para tener un corazón saludable?

Es sumamente importante llevar un estilo de vida saludable para prevenir un ataque cardíaco. Por lo tanto se debe:

  • Hacer ejercicio aeróbico con una frecuencia regular de 5 veces a la semana.
  • Mantener una dieta saludable baja en grasas y colesterol, con abundantes frutas y verduras.
  • Controlar la presión arterial regularmente.
  • Controlar el nivel de azúcar en caso de diabetes.
  • Consultar a su médico de forma regular y realizarse chequeos.
  • Dejar de fumar en caso lo hiciera.
  • Manejar el estrés.

Si tienes alguna duda o deseas reservar una cita en la especialidad de cardiología, entra aquí

 

¿Y sabes por qué?

Porque tú mereces una vida SANNA.

Boletín SANNA

Información para cuidar tu salud.

¡Suscríbete hoy!